Páginas vistas en total

PARÍS: SAGRADO CORAZÓN (SACRÉ COEUR)

BASÍLICA DEL SAGRADO CORAZÓN (SACRÉ COEUR)

Uno de los lugares sagrados más importantes de París, situada en Montmartre. Si no quieres subir por los escalones puedes utilizar el funicular que solo te costará un ticket plus, vaya, como si cogieses el metro, aunque lo típico es subir a pie. 


El barrio de Montmatre es el barrio de los pintores, aunque actualmente está muy desmejorado ya que todo está enfocado al turismo. Se puede comer o cenar por poco dinero, unos 15 euros.



METRO: ANVERS. Línea 12
Entrada gratuita.

Es indispensable pasear por el barrio. Luego, bajas por cualquier callejuela del barrio (no por los escalones que has subido) e iras a parar directamente al mítico cabaret Moulin Rouge.

TE ACONSEJO NO PASAR DE LA PUERTA YA QUE LA ENTRADA CUESTA 200 EUROS. 


Andrey Bely escribió sobre el Moulin Rouge en una carta de 1906 dirigida a Alexander Blok, describiéndolo como la «Taberna del Infierno», un lugar donde los lacayos visten como demonios:
Osaría algunas veces salir de mi sepulcro para ir a las sesiones de jazz nocturno de París, donde asimilando por los colores, reflexionaría acerca de ellos en frente del fuego. Yo podría ser visto caminando a través de un pasillo fúnebre de mi casa, y descendiendo por una oscuro espiral de escarpadas escaleras; acometiendo clandestinamente a Montmartre, impaciente por ver los rubíes ardientes del cruce del Moulin Rouge. Vagué por ahí, luego compre una entrada para observar el delirio frenesí de plumas, vulgares labios pintados y pestañas negras y azules. Pies desnudos, muslos, brazos, y los pechos se arrojaban sobre mí a través de espuma roja-sangre de ropas translúcidas. Los tuxedos y las narices torcidas vestidas en chalecos blancos y pañoletas que llenarían el pasillo, con sus manos plantadas en los bastones. Entonces me hallé a mí mismo en un pub, donde los licores eran servidos en un féretro (no en una mesa) por el mismísimo diablo: «bébala, desgraciado!» Habiendo bebido, volví bajo el cielo negro dividido por las franjas llameantes, con las cuales las agujas radiantes de mis pestañas marcaron. Delante de mi nariz una corriente de bombines y velos negros seguían su pulsación, espumeando verde azulado y naranja cálido de las plumas que llevaban las bellezas de la noche: para mí ellos eran todos uno mismo, pues tuve que cerrar mis ojos por la insoportable radiación de las lámparas eléctricas, cuyas agitadas llamas estarían bailando debajo de mis párpados nerviosos por muchas noches por venir...

El Museo del Louvre lo podemos dejar para cualquier día, pero tenemos que estar a primera hora, hacía las 9.

MUSEO DEL LOUVRE:

PARÍS: MUSEO DEL LOUVRE

¿Qué podemos decir del museo más famoso y visitado del mundo? Sobre el Louvre se ha escrito tanto que uno no sabe que decir. Situado en el Palacio del Louvre, una fortaleza del siglo XII, es un impresionante edificio de 170.000 metros cuadrados donde se exponen más de 35.000 obras de arte, entre ellas piezas tan importantes como La Gioconda, de Leonardo da Vinci; La Venus de Milo; el escriba sentado, y un largo etcétera imposible de enumerar.

En 1989 se construyó la pirámide de cristal, situada en el patio de armas, y que hoy en día constituye la entrada al museo.



El museo tiene cuatro salas, por lo que antes de entrar es importante acercarse al mostrador de información. Tienen folletos con la debida explicación en todos los idiomas.


El escriba sentado se halla en la sala del Antiguo Egipto.






El Louvre aloja las grandes obras anteriores a 1948.





Para visitar el Museo del Louvre se precisa un día entero, aunque dado la gran cantidad de obras puede ser algo agobiante. Mejor tomárselo con tranquilidad y ver lo que nos interesa.

Musée du Louvre

Dirección :  99, rue de Rivoli.
Metro: Palais-Royal - Musée du Louvre, líneas 1 y 7. 

En París hay otros museos que pueden resultar muy interesantes y con pinturas de incalculable valor, como el Museo D´Orsay.
Museo D´Orsay

PARÍS: MUSEO D´ORSAY

MUSEO D´ORSAY.


El Museo D´Orsay se inauguro en 1977 en una antigua estación de tren construida con motivo de la Exposición Mundial de París. En su interior contiene obras impresionistas y post-impresionistas con pinturas de Renoir, Cézanne, Van Goth, Tolouse-Lotrec Gauguin,  Monet y otros.

 

 
















Un museo muy agradable de recorrer y disfrutar del arte. Vale la pena visitarlo. Personalmente lo prefiero al Louvre.

Hay una colección muy completa de todos los pintores impresionistas y post-impresionistas. 

Dirección: 62 Rue de Lille.
Metro: Solferino. Línea 12


Precio de la entrada: 12 euros.

Es bueno saber que en la plaza del exterior del museo, hay un pequeño kiosco que hacen bocadillos y pequeñas comidas muy bien de precio.

Nuestra próxima visita: Palacio de Versalles

http://detodounpocoymasdeloquepensais.blogspot.com.es/2015/09/paris-palacio-de-versalles.html



PARÍS: PALACIO DE VERSALLES

PALACIO DE VERSALLES

Para ir a Versalles lo puedes hacer perfectamente en tren. La forma más fácil es preguntar al señor que está en la taquilla, ya que en París, contrariamente a lo que ocurre muchas veces en Madrid o Barcelona, en todas las estaciones de metro hay una persona que se dedica a atender a los turistas y responder sus preguntas. Es fácil: hay que coger el RER línea C dirección Versalles-Rive Gauche de la estación Saint Michelle Notre Dame, con paradas intermedias en las estaciones de Museo D´Orsay, Inválidos y Champ de Mars-Torre Eiffel. El final de la línea se sitúa a un paseo a pie del Palacio de Versalles. No hay ningún problema. De lo contrario, pregunta a la persona que está en la taquilla. La entrada al palacio cuesta 15 euros. Para evitar las colas, si lo vas a ver en temporada alta, puedes contratar una visita a través de una agencia turística, claro que te costará un poco más. Yo fui en el mes de setiembre y no encontré tanta cola, aunque estaba en Versalles a las 9 de la mañana.


Durante la visita al Palacio de Versalles recorrerás infinidad de estancias de gran riqueza artística, entre las que merece la pena destacar la Galería de los Espejos, los Grandes aposentos del Rey y la Reina, y la enorme capilla. 




Aunque pueda parecer el Museo del Louvre, no lo es. Es el Palacio de Versalles.


También es importante hacer una visita a los jardines del palacio.







Los maravillosos Jardines de Versalles cuentan con una extensión superior a las 800 hectáreas, a lo largo de las cuales se extienden todo tipo de fuentes, lagos, árboles, estanques, estatuas de mármol y hasta bosque de caza. Evidentemente lo mejor es alquilar una bicicleta o coche eléctrico para recorrerlo tranquilamente. En nuestro caso, mi mujer y yo, cogimos un pequeño tren que pasea a los visitantes por los jardines reales. La entrada a los jardines es gratuita pero el billete de tren cuesta 7,50 euros. En los mismos jardines venden bocadillos bien de precio. Si alguien se quiere quedar a comer, ya sabe. 

Si por la tarde vuelves pronto a París, puedes aprovechar para ver LA OPERA. Recuerda que los museos cierran alrededor de las 6:30.

PARÍS: LA OPERA

LA OPERA DE PARÍS


Antes de que el edificio fuera finalizado, Napoleón decidió que era necesario construir una avenida que uniera la ópera con el Palacio de las Tullerías, por lo que decenas de familias fueron expropiadas de sus casas para que su ambición se viera satisfecha. Paradójicamente el emperador nunca utilizó la avenida que había ordenado construir.


 El lujo de la Ópera de París es uno de los más envidiados en todo el mundo. El precio de la entrada es de 9 euros si vas por libre. Te aconsejo que lo hagas así, ya que una visita guiada sube bastante y solo son en francés e inglés.





Opera Garnier

Dirección: Place de l’Opéra (Distrito 9)
Metro: Opéra. RER: Auber
Horario: Todos los días de 10.00 a 17.00. Cuando hay espectáculos, permanece cerrada al público en general.
Muy cerca de la Ópera de París se halla un famoso centro comercial, LAS GALERÍAS LAFAYETTE que debes visitar. El exterior no deja de ser como un Corte Inglés cualquiera. Entra, sitúate en el centro y mira hacia arriba. Veras esto:
 Lo mejor es que subas por las escaleras mecánicas y vayas observando el gran teatro que son las Galerías Lafayette.



Actualmente, dichas galerías son más altas, y en el último piso han hecho un mirador desde el que puedes ver la parte trasera de la Ópera. Es muy interesante.

Mañana por la mañana visitaremos La Catedral de Notre Dame:

PARÍS: LA CATEDRAL DE NOTRE DAME

LA CATEDRAL DE NOTRE DAME

Sí, ya sé que lo he dicho demasiadas veces, pero os lo volveré a repetir: a Notre Dame hay que llegar antes de las 9,30 de la mañana, ya que hay muchas cosas que ver, incluido el barrio latino. Si se llega pasadas las 10 encontraremos larguísimas y aburridas colas, y perderemos un tiempo precioso.  Para llegar, lo más fácil es coger la línea 4 del metro y bajar en la parada CITÉ. El horario para entrar es de 7,45 a 18,45. Sábados y domingos hasta las 19,15. La entrada es gratuita.

Nosotros llegamos un poco antes de las 9 de la mañana y ya había gente, pero ninguna cola, por lo que pudimos visitar el interior de la Catedral tranquilamente, que por cierto es enorme, tomar nuestras fotos, admirar los rosetones y todo el interior. Como dato anecdótico os diré que las dos torres miden 69 metros. Una vez hayáis visitado su interior, podéis visitar las torres. La entrada esta situada en el lado izquierdo y debéis tener en cuenta que hay que subir a pie un total de 397 escalones. Vale la pena esforzarse un poco.


Es la única forma de poder observar las gárgolas en todo su esplendor. La entrada cuesta 8,50 euros y permite disfrutar de unas maravillosas vistas.




No te pierdas la visita a la campana. Ya que has subido todos los escalones, vale la pena. Tranquilos que no suena, vaya, que está inutilizada




Cuando hayas visitado las torres y estés de nuevo en la Plaza de Notre Dame, nos dirigiremos a la izquierda, concretamente al Sena, cruzamos el puente y allí mismo empieza el Barrio Latino. Si tienes que preguntar hazlo por Quartier Latin. Es un barrio muy animado, estudiantil, repleto de bares asequibles para comer. Una "fondue" de queso sale por 15 euros. Recomendaré un pequeño restaurante en mitad del Barrio Latino, pero que al mismo tiempo, está alejado de todo bullicio. Se llama Alexandre y está en el número 24 de la rue de la Parcheminerie.


En el interior de la Catedral de Notre Dame encontraremos diversas maquetas de dicha catedral para que nos podamos hacer una idea de su inmensidad.










La Shakespeare and Company es una de las librerías más antiguas de todo París. Hay libros en todos los idiomas. Si te das una vuelta por el Barrio Latino seguro que la encuentras. 





Desde el Boulevar de Saint Michelle se puede ver la Universidad de La Sorbona. La reconoceras por la cúpula verde claro.



Si has podido quedarte a comer en el Barrio Latino, por la tarde puedes visitar La Conciergerie. Esta muy cerca y puedes llegar andando. Para ello volveremos hacía atrás, volveremos a Notre Dame hasta la parada de metro de la CITÉ.


Volvemos al metro de la CITÉ. Seguimos por la misma calle, y a mano izquierda nos encontramos con La Conciergerie.






La Conciergerie funcionó como prisión y en su interior hay la reconstrucción de las carceles revolucionarias. La verdad es que no vale la pena pagar, pero sin embargo tienes que ver el imponente edificio. Si tienes tiempo puedes dar un paseo a orillas del Sena. Ya ves, para una simple visita a la Catedral de Notre Dame necesitas todo un día. Y es que hay muchas cosas por ver.



El Barrio Latino es una red de pequeñas callejuelas atestadas de restaurantes. El precio es asequible.









VISITA A LAS CLOACAS DE PARÍS:

PARÍS: VISITA A LAS CLOACAS.

VISITA A LAS CLOACAS

Las cloacas de París.
El día que decidamos ir a visitar las cloacas de París, nos lo podemos tomar con más calma: no abren hasta las 11 de la mañana pero cierran muy pronto, a las 4 de la tarde. Personalmente lo haría el día posterior a hacer Notre Dame, ya que aunque no lo parezca, la visita a la Catedral, Barrio Latino, La conciergerie y todas las cosas que están cerca, es un buen tute.
Exactamente los horarios para la visita a las cloacas son:
De sábado a miércoles de 11 a 16 del 1/10 al 30/04
De sábado a miércoles de 11 a 17 del 1/05 al 30/09
Precio: 4,40 euros.

Como ya podéis imaginas, las cloacas de París no es un lugar muy turístico pero, si os soy sincero, hace algunos años tampoco lo eran las catacumbas y ahora hay que hacer cola para entrar. Os voy a explicar cómo llegar ya que no es nada difícil, y aprovechar para ver alguna curiosidad de la ciudad. En primer lugar cogeremos el metro y nos bajaremos en Alma-Marceau de la línea 9. Hay una salida que os llevará directamente al Pont de l´Alma, famoso en su tiempo ya que en el túnel murió Lady Di. Pasaréis por delante mismo de una llama que pusieron allí como homenaje, y que normalmente, los turistas ingleses siempre depositan flores. 






A la salida del metro te encontraras con el homenaje permanente a Lady Di.












Seguimos y cruzamos el puente. Al llegar al final del mismo ya veréis una especie de kiosco que, con un letrero azul pone: visite des egouts. Para más señas está frente al 93 Quai d´Orsay. No tiene perdida. 

 

Frente al 93 Quai d´Orsay encontrarás el kiosco con el letrero azul. Es la entada. También observarás que hay la información de las horas de visita y el precio.









Las cloacas de París es un lugar curioso para visitar. Encontraras toda la información sobre la inundación de 1910.











Victor Hugo, el creador de Los Miserables, se inspiró en ellas para escribir su libro.










Tampoco se tarda tanto en hacer una visita. Luego, si quieres, das un paseo a orillas del Sena o te tomas una cerveza. Ya que nos hemos tomada una mañana para ir más o menos descansados, sería inmejorable comer pronto, ya que por la tarde visitaremos el Centro Georges Pompidou.

CENTRE GEORGES POMPIDOU